COMO SER FELIZ

Como ser feliz cada día

Lógicamente este artículo sobre como ser feliz va a ser muy relativo a la persona, ya que todo depende de lo que uno entienda por ser feliz.

 

Hay quien entiende ser feliz, como tener lo justo y necesario para vivir, sin lujos ni caprichos, pero sin embargo, hay otro que definen ser feliz como tener TODO lo posible en esta vida, mientras más mejor: dinero, riquezas, fama, lujos… para estos últimos, la cosa será algo más complicada, ya que llegar a ese punto cuesta mucho trabajo y sufrimiento en general, aunque no digo que sea imposible.

 

¿Quieres saber cómo ser feliz? Aprende a controlar estos 7 aspectos de tu vida.

Cómo ser feliz se ha constituido en la preocupación de millones de ciudadanos, quienes hasta lo imposible por alcanzar este propósito sin importar cuál sea el costo. Es aquella que perseguimos como sí se tratase de una maratónica, donde ganará el que corra más rápido para llegar a la meta.

Hemos convertido al hecho de ser feliz en una especie de sueño imposible de hacer realidad, basándonos en absurdos estratagemas sociales que nos alejan poderosamente de esa fantástica plenitud para sentirnos bien con nosotros mismos.

Buscamos tanto alternativas, pero nos olvidamos que ser feliz va más allá de posesiones materiales o creencias religiosas. Se trata de poner especial atención en aspectos básicos de la vida cotidiana, los cuales ejercen una poderosa influencia en este arduo proceso de seguir el camino hacia la felicidad.

No es fácil pero tampoco imposible. Solo debes reflexionar internamente para saber en qué te estás equivocando y cómo ser feliz de una buena vez por todas. De esta forma, evitarás que errores cometidos de forma inconsciente estén privándote de llevar una vida armoniosa en compañía de quienes más quieres.

Sí esto lo que llevas buscando desde hace tiempo, déjame s decirte que estás de suerte porque este artículo es para ti. Aquí conocerás cuáles son esos aspectos de tu vida que debes aprender a gestionar adecuada para aprender a cómo ser feliz solo o  en compañía.

¿Te interesa saber más? ¡Adelante! Porque no hay nada como ser feliz.

– DINERO:

Mantener un orden con las finanzas es válido. Sin embargo, estar obsesionado con el dinero será tu peor enemigo sí buscas saber cómo ser feliz. Acabarás estresándote al  máximo, ocasionándote un daño emocional que te privara de vivir en paz.

Yo lo viví en carne propia. Vivía constantemente preocupado por el dinero, molestándome al máximo en ocasiones cuando gastaba mucho o alegrándome como un niño con juguete nuevo en épocas de bonanzas. No estaba tranquilo en momentos de pérdidas económicas, descontrolándome terriblemente.

Aprendí a que el dinero no lo es todo en esta vida. Hay cosas más importantes como ese amor de quienes están cerca de ti, lo cual no se compra ni con una exorbitante transferencia bancaria. Ahora me controlo muchísimo más, especialmente con esas personas que siempre están conmigo en todo momento.

El dinero es pasajero y sí tienes las destrezas adecuadas con una imperante constancia, jamás te faltarán € en tu cuenta bancaria para subsistir.

 

– ACTITUD:

Mejorar tu actitud es algo imprescindible para aprender a como ser feliz solo. Sí estás atravesando una mala situación personal o has vivido momentos muy duros, relájate todo lo que puedas e impide que la negatividad domine tu mente.

¿Odias a alguien? ¡Ya no lo hagas! Deshazte de todas esas pesadas cargas emocionales que solo harán tu vida más amargando, alejándote de tu propósito principal que es ser feliz a toda costa.

Olvídate de todo lo que te ha ocurrido. Céntrate en tu bienestar para que veas como darás paso a una versión optimizada de ti.

– CONTROL:

¿Eres posesiv@? ¡Lee con atención! Querer controlar a todo y todos los que te rodean no es sano ni correcto. Tener ese tipo de conductas solo refleja una personalidad inseguridad, basándose en excesivos peligros inexistentes de los que deberá protegerse.

Deja que los demás vivan y vive tú. Enfócate en tus verdaderas prioridades, desconectándote de cualquier acción ajena a ti porque al final del día es posible que acabes frustrado y avergonzado por meter tus narices a donde no te llaman.

Preocúpate en cómo ser feliz cada día y solo acude a brindar ayuda en caso de ser llamado.

– CUERPO:

El cuerpo es nuestro templo más sagrado. Por lo tanto, deberías preocuparte más por él. Y no hago mención netamente del tema estético, debido a que cada quien puede escoger la apariencia que mejor le parezca.

Hablo de mantener una adecuada postura en cualquier momento de tu vida. No importa sí se te está cayendo el mundo encima o sientes que no vales para nada, aléjate de esos pensamientos tóxicos e impón tu mejor sonrisa.

Ve con la frente en alto en todo momento, porque tú eres un ser humano muy valioso que solo está haciendo lo posible para ser feliz en medio de sus dificultades. Cuídate más a menudo con una sana alimentación y actividad física moderada, debido a que verte en buenas condiciones es motivo más que suficiente para sentirte muchísimo mejor.

1 hora de deporte al día es capaz de eliminar todo ese estrés que llevas dentro, liberando esas endorfinas tan necesarias en esta travesía de ser feliz solo o en pareja.

 

– RESPONSABILIDAD:

Ya deja de estar asumiendo responsabilidades que no te corresponden, entrometiéndote en asuntos de otros. Entiendo que lo hagas por un sentido de humanidad, pero debes ser consciente de que cada quien debe su propia y con ello, dar paso a nuevas experiencias que le harán crecer como persona.

Decir NO evitarás que estés cargado de temas que no son te incumbencia,  generándote un malestar emocional que no te dejará ser feliz y será piedra de tropiezo para que puedas estar en paz.

Cargar con algo que no es tuyo jamás trae cosas positivas a tu vida, sino todo lo contrario. Acabarás más infeliz de lo que ya estabas, aún más cuando las cosas salen mal o no se dan como tú esperabas.

– EL AHORA:

Vive cada momento con total intensidad. La vida son 2 días como para estar complicándote por banalidades sin sentido, las cuales tienen una solución sumamente simple en términos generales.

Sé feliz en todo momento porque solo el hecho de estar vivos y gozar de salud, dará motivos más que suficientes para estar rebosante de alegría.

Deja atrás el pasado y no te precipites tanto por el futuro.

– LA RAZON:

La razón no es un monopolio para que siempre esté bajo tu dominio. Yo soy muy cabezota en ocasiones, aferrándome a lo que siempre he considerado correcto según mis principios. Esto me ha llevado a discusiones sin sentido, las cuales me han alejado de ese maravilloso camino para ser feliz.

He aprendido a que es necesario ceder en ocasiones, dejándoles a otros la razón para que acaben descubriendo por sí mismos que están equivocados. De esta forma, logré convertirme en un ser más equilibrado que entendió que no todo es claro o negro, sino también de otros colores.

Os sorprenderá, pero alguno volvió a mí para darme la razón más tarde.

– IMAGEN:

¡Valórate! Tú eres un ser humano muy valioso e importante, quien tiene un sinfín de cosas buenas para brindar a la sociedad. Quiérete a ti mismo y comienza a creer más en ti.

Aplica será igual o mejor que leer un libro sobre cómo ser feliz. Comprenderás que debes preocuparte por verte bien, esforzándote en la mayor medida de lo posible por mostrar tu mejor imagen en todos los sentidos.

Asimismo, jamás permitas que alguien te subestime o te haga infeliz porque no está conforme con lo que tú eres. Ponle en su lugar muy educadamente e incluso sí ves que va a mayores, deséchalo de tu vida porque la belleza es una virtud para ser admirada y no para recibir críticas dañinas que merman a tu autoestima.

Acepta a otros con sus debilidades e imperfecciones. Sí hay algo que elogiar, hazlo sin reservas para hacerle sentir que sus esfuerzos también son importantes. En caso de existir conductas o apariencias estéticas que no te gustan, exprésalo con la máxima educación posible o tómatelo con risas y alegría.

Yo me estoy quedando calvo por la frente y lo que hago es bromear con ello todo el tiempo. Soy el PRIMER calvo en mi familia, pero ya lo estoy asumiendo.

– QUEJAS:

Algo que me pone de mala leche son las constantes quejas. “¡Qué cara está la vida!”, “¡Cuán duro es pagar impuestos!” y un sinfín de lamentos que me obstinan.

Es válido quejarse cuando algo malo sucede; Sin embargo, convertirlo en una actividad cotidiana no solo te aleja de esa meta de ser feliz. También lo hace con quienes estén a tu alrededor, debido a que se hartarán de tus lamentos por cosas insignificantes o que ni molestan a ti pero tú sigues con la queja para agradar a otros.

Y es que no hay nada más molesto que estar oyendo quejas a todo momento por estupideces, cuando hay gente que realmente lo está pasando muy mal con problemas muchísimo mayores a los tuyos. Estar quejándote acabará encerrándote en una burbuja de pesimismo, haciendo más infeliz cada día.

No vivas con una queja constante en tus palabras. Cada vez que sientas ganas de expresar algo de este tipo, anímate a echar un vistazo a tu alrededor para que veas a todas esas personas que están en peor situación y son más felices a pesar de ello.

Así te darás cuenta que valorar lo que tienes es vital para entender como ser feliz en este mundo.

. – VOLUNTAD:

Del dicho al hecho hay mucho trecho es un refrán muy sonado por los lados de Suramérica. No podía ser más acertado para este aspecto de tu vida, debido a que nada llega por arte de magia ni a petición del destino.

Todo en esta vida es causa y efecto. Aprender a como ser feliz va más allá de cualquier consejo o enseñanza que puedas recibir, debido a que debes tener una voluntad ferviente en hacer todo lo posible para buscar esa felicidad.

Aquí no valen las excusas ni los pretextos. Ve por eso que tanto deseas, esforzándote lo más que puedas y verás que nada es difícil con solo proponértelo.

– SONRISA:

Por más duro que sea lo que estás vivienda o te hayas parado del culo, anímate a sonreír con todas tus fuerzas. Las risas generan una señal positiva en el sistema nervioso, haciéndole ver que todo está bien.

Además de eliminar toxinas.  Así que sonríe… ¡Coño!

– CRITICAS:

Discernir es una cosa pero estar murmurando peor que un tertuliano del corazón, te alejará de la senda correcta. Cómo ser feliz comienza con hacer a un lado a esos hábitos insoportables como el estar criticando, los cuales no te aportan absolutamente nada como persona.

Debes aceptar que todos somos diferentes. Cada quien es libre de hacer con su vida lo que mejor le venga en gana y nadie está en el derecho de cuestionarle por sus decisiones.

Por lo tanto, no te fijes tanto en los puntos negativos de los demás y céntrate en tu verdadera felicidad.

– PERDONAR:

Guardar rencor hace mucho. Libérate de todo aquello que tienes guardado dentro hacia quienes te han daño, perdonándoles para dar paso a un ser renovado que se abre puertas para recibir bendiciones del destino.

Te quitarás ese sufrimiento que cargabas dentro, el cual no te dejaba avanzar en esa travesía para saber cómo ser más feliz. Ya la vida se encargará de darles su merecido, porque el karma siempre llega a cada uno según sus acciones.

Perdonarles hará que olvides todo eso. Mientras que sí continúas con esa rabia, vivirás cargando de sentimientos nocivos y terminarán dañando a quienes menos tienen la culpa.

– CAMBIOS:

No te resistas a los cambios. Recuerda que todo en la vida es pasajero y no debes apegarte a nada terrenal.

Acepta lo que venga con absoluta dignidad porque quizás tu nuevo ciclo de vida está por comenzar.

– DAR:

Entrégate desinteresadamente a quien lo pueda necesitar. A través de esta actitud, podrás brindarles felicidad a otros en peor condiciones que tú.

Aprenderás a que ser feliz solo es posible con buenas acciones hacia tu entorno. No desprendas odio o desprecio, porque estarás alejando a todas esas cosas buenas que el universo tiene para ti y acabarás condenado a recibir lo que estás dando.

– RELACIONES:

Las relaciones en armonía contribuyen a un mayor bienestar emocional. Nadie quiere estar dentro de una batalla campal entre 2 bandos, escudándose en groserías e insultos para ver quién es el más fuerte.

Como ser feliz, es necesario dejar a un lado a todas esas personas tóxicas, acabando con relaciones que solo te hacen infeliz porque no aportan nada positivo ni tampoco traen beneficios a futuro. Son pérdidas de tiempo, donde el mayor perjudicado es aquel que se sacrifica por el otro para no recibir nada a cambio.

Procura conseguir una pareja que tenga intereses en común contigo, acompañándote en ese caminar diario para conseguir lo que deseas. Comunícate constantemente con esa persona, haciéndole saber cuáles son tus deseos a mediano-largo plazo.

Colecciona amigos de calidad en vez de cantidad. Te sentirás más feliz al saber que tienes 3 hermanos de la vida incondicionales, quienes te apoyarán en todo momento; A tener 50 contactos que no solo te atienden los mensajes y llamadas para pedirte cosas o cuando los invitas a pasear.

 

Sé que hay un montón de cosas más a tener en cuenta sobre cómo ser feliz.

Sí conoces alguno, os invito a que los expongáis aquí mismo o me contactéis por el formulario de contacto para dialogar en relación a ellos.

Espero que os ayude mi artículo, le deis a me gusta, los compartáis con vuestras amistades y familias para ayudarles también!

Recuerda seguir al Mejor Consejo también a través de Facebook y Twitter

2 comentarios en «COMO SER FELIZ»

  1. Muy buen post! Lo leí hace días por vez primera, y desde ese instante, lo leo casi un día si y uno no, y la verdad es que ahora entendí mi infelicidad de muchos momentos en mi vida.
    Tengo 27 años y nadie nunca me dió consejos como estos para ser feliz.
    El que más me decían era que el dinero si daba la felicidad, pero no me falta dinero y sigo siendo triste…
    Yo diría una cosa más, APOYO: el apoyarse en los que son felices, ayuda a ser felices, ya que ellos lo son, sabrán como animarte y dicen acá que todas las cosas se pegan a uno!
    Espero que ayude! Saludos desde Puebla!

  2. Buena aportación Fátima!! 🙂
    Si se te ocurren más Cosas no dudes en exponerlas! Todo sea por mejorar la calidad de vida de quién lo necesite! 🙂
    Abrazos!

Deja un comentario