Una de HIPOTECAS, llegó mi día!

Hipotecas, ¿Qué es? ¿Para qué es? ¿Por qué solicitarla?

Hoy debo contaros lo poco o mucho que se de hipotecas después de haber solicitado una, haberla aceptado, y haberla empezado a pagar.

 

 

¿Qué es una hipoteca?

 

No hace falta que te explique muy a fondo lo que es, todo el que sea mayor de edad sabrá lo que es o habrá escuchado al menos hablar de ella en varias ocasiones.

 

La hipoteca no es más que un préstamo de dinero que se solicita a un banco (mayormente) para poder llevar a cabo una transacción de un bien inmueble, éste puede ser una casa, un local, un terreno…

 

El banco te deja un dinero a ti para que tú compres una propiedad, pactando antes una comisión por la hipoteca, unos pagos de trámites (en mi caso, notario, estudio del tasador, administración y burocracia que conlleva la hipoteca y el seguro de vida obligatorio.) y hasta comisiones extras: que si por antelación en el pago, que si por cancelación total, que si por posible refinanciación, etc.

 

 

¿Por qué solicitar una hipoteca?

 

Lógicamente hay que solicitarla porque si no tienes dinero, te lo tendrán que dejar para comprar, o a veces, incluso teniendo dinero, porque no quieres quedarte sin él tan rápido o tan radical.

 

Yo andaba buscando las Hipotecas más baratas posibles que me concedieran dinero en mis circunstancias, que eran siendo trabajador por cuenta ajena y propia en un país extranjero, solicitando el dinero para gastarlo fuera del territorio nacional y además con la intención de comprar un terreno, que aunque tiene casa, es irregular, y por eso el banco no lo puede tasar como vivienda.

 

 

¿Qué hice con la hipoteca entonces?

 

Pues después de buscar y buscar, tuve que solicitarla en mi banco de toda la vida con el aval de la vivienda de mis progenitores.

 

Ha sido todo MUY DEMASIADO fácil, todo ha ido rápido, pocas preguntas y han aceptado todos los papeles sin “peros”…SI, da miedo lo fácil que te pringan y te enganchan cuando hablamos de cantidades grandes y propiedades posibles de embargar.

 

Yo recomiendo probar este calculador de hipotecas para hacerse una idea, pero ya os advierto que las cantidades reales no las sabréis hasta que todos los papeles estén firmados y bien documentados.

 

En resumen, tuve que solicitar la hipoteca, presentar documentación y esperar la respuesta.

 

 

¿Cómo se solicita una hipoteca?

 

SENCILLO! Vas a tu banco, les dices que pretendes comprar una propiedad y que quieres solicitar una hipoteca.

 

Puedes pedir una simulación para saber “más o menos” los intereses totales y el proceso de la hipoteca desde la solicitud hasta su completa cancelación (por pago o por embargo…).

 

 

 

¿Qué pasa tras solicitar una hipoteca?

 

Pues tu banco te pedirá todos los documentos legales (y no ten legales) posibles para hacer el estudio de viabilidad del pago de la hipoteca en tu caso concreto.

 

Lo que suelen pedirte es:

  • Papeles de la propiedad a adquirir: nota simple, escritura, recibos, notas de embargo, cargas…todo lo que puedas aportar que se relacione al dinero
  • Fotocopia de DNI, NIE o Pasaporte
  • Contrato de trabajo más las 3 (o más) nóminas más recientes
  • Declaración de la renta del año anterior (y en mi caso 2 años anteriores…)

 

 

¿Y cuando ya has entregado la documentación de la hipoteca?

 

Te toca esperar…y además después de un tiempo tendrás que esperar…y con suerte, sólo esperar un poco más.

 

A mi me tardaron casi 3 semanas en responder. Una vez que han respondido, todo es más rápido y fácil para comprar tu nueva propiedad.

 

 

Ya me han aprobado la hipoteca. ¿Ahora qué?

 

Llega el notario y te cobra. Llega el tasador y te cobra. Entra el banco en juego, te manda a su notario con un abogado para la firma de la hipoteca, el notario tarda menos de 10 minutos en leer el contraro de la hipoteca y hacerte firmar, y por eso me cobraron 800€.

 

Después de firmar eso, ya es pan comido! ESTAS JODIDO! Jeje!

El dinero tarda máximo 24 horas en estar en tu cuenta bancaria. En ese momento, ya puedes ir al vendedor, decirle que tienes el dinero y que quieres seguir con el siguiente paso, así que os vais a un abogado, gestor y/o notario más para firmar la compra y registrar la escritura. DE NUEVO a pagar (esto dependerá de lo negociado entre tú y el vendedor), tú, el vendedor o los dos.

Hecha la venta se debe ir al registro de la propiedad y registrar la compra para obtener la escritura correspondiente con el nombre del nuevo propietario.

 

 

Ya tengo una hipoteca, ¡que guay!

 

Pues alégrate mejor de tener una propiedad, porque tener una hipoteca significa que la propiedad no es tuya, sino del banco hasta que pagues esa hipoteca que acabas de adquirir.

 

OJO a la letra pequeña, siempre hay cosillas que se nos escapan y que aunque el notario te las leas, tú, de la emoción y las ganas de acabar, ni escuchas o entiendes.

 

En una hipoteca compartida, ambos deben pagar un seguro de vida obligatorio, y eso no está incluído en la hipoteca, sino que lo tendrá que pagar cada uno por año…yo pago 137€ anuales, una persona sólo 1 año mayor que yo está pagando 146€, con lo que mientras mayor eres, más caro te sale el gasto por tener una hipoteca.

 

Otra cosa que me dejó sorprendido, tener una cuenta en el banco me sale 15€ cada trimestre por mantenimiento, pido una hipoteca de 120.000€ y además de todos los gastos, el notario, el seguro de vida de los co***es…ME COBRAN MANTENIMIENTO! Y eso que esa cuenta es sólo para la hipoteca, ahí meto el dinero de la hipoteca y ellos lo cobran de ahí, NADA MAS.

 

Está claro que una hipoteca es un NEGOCIO REDONDO y la Banca NUNCA PIERDE.

 

Leave a Reply