¿Termo de gas, termo eléctrico o depósito de agua caliente exterior?

Hola chicos!! Sé que hace tiempo que no escribo por aquí, pero tengo una experiencia que contaros (con el mejor consejo incluido) .

 

La cosa es que he comprado una pequeña finca, con una casita, pozo privado de agua y como toda propiedad que uno compra, lo primero es echarle dinero, ideas, tiempo y trabajo.

 

La casita contaba con un depósito de agua caliente de 200 litros, un depósito de esos que acumula el agua caliente de las placas solares y te ahorras un dineral en facturas, ya sea de luz (por tener termo de agua caliente normal) o de gas (por usar gas natural o tener termo de gas, los de toda la vida. PERO, resulta que hasta que no hemos empezado la reforma, no me he dado cuenta que el acumulador de agua estaba roto.

 

Un fontanero lo ha estado mirando, las placas funcionan (lo he comprobado yo mismo, incluso me he quemado con el agua que ha salido en un momento por el tubo de una de ellas) pero el depósito no, con lo que he tenido que deliberar con el dilema de mantener la instalación con el depósito de agua fuera y las placas solares o poner un termo de gas o eléctrico de toda la vida.

 

¿Qué opciones de agua caliente he barajado?

 

Termo de gas de toda la vida, al menos el que he tenido toda la vida en mi casa…

 

Ventajas del termo de gas:

  • Son termos de agua baratos.
  • El mecanismo es bastante sencillo.
  • Es difícil que se rompa y no tenga arreglo.
  • Fácil, simple y barato de reparar o cambiar por otro.

 

Desventajas del termo de gas:

  • Si es de Gas natural, deja de ser barato del todo.
  • Si es con bombona de butano, la desventaja es la bombona. La bombona se puede gastar cuando más la necesites (me he pegado duchas heladas en invierno por eso, también reconozco que soy un despistado para eso). Si vives donde las traen o traían a casa, ok, pero si no te aguantas como yo y tendrás que ir a una gasolinera o distribuidor de bombonas con tu bombona vacía para cambiarla por una llena. Y si, las bombonas nuevas vacías, no pesan. Pero estas mismas cuando están llenas, o las naranjas más antiguas, pesan más que mi tio Luis (te dejo una foto debajo).
Despósitos de agua o mi tio luis?

Despósitos de agua o mi tio luis?

  • La peligrosidad. No es común tener un accidente por explosión de una bombona, pero si que alguna vez a pasado y las consecuencias son desastrosas…Por eso mismo hay que pagar revisiones especiales para comprobar el estado de la instalación, además de cambiar la boquilla y la manguera del gas cada X tiempo.

 

 

 

Termo eléctrico de agua pequeño de interior. Esto se usa mucho, pero viendo lo que cobra Endesa por la luz…no se yo.

 

Ventajas del termo eléctrico pequeño:

  • Ocupan poco espacio cuando acumulan un máximo de litros pequeño.
  • Una vez estén llenos de agua caliente, puedes desconectarlo un poco para “ahorrar algo”, ya que el agua se mantendrá caliente durante bastante tiempo.
  • No son caros.
  • Fácil instalación.
  • No necesitas revisión de seguridad ni recambio de mangueras o manguitos periódicos.

 

Desventajas del termo de agua eléctrico de interior:

  • Si necesitas muchos litros, ocupará mucho espacio…Yo tuve en un piso de alquiler uno de 100 litros y ocupaba casi un cuarto de los metros cuadrados que tenía el cuarto de baño. Eramos 4 en el piso y a veces nos quedábamos sin agua caliente para ducharnos los 4 (no juntos, ¿eh? Pero los 4, por ejemplo, antes de ir de discotecas).
  • Lo puedes desconectar un rato para “ahorrar algo”, PERO la verdad es que la mayoría de fontaneros te dirá que eso hace que consuma más, ya que es más fácil calentar un poco de vez en cuando para mantener el agua caliente, que calentar toda el agua fría desde cero una vez al día o así.
  • No son caros, pero se pueden romper más a menudo que uno de gas y sale más rentable comprar otro que reparar el que tengas (en la mayoría de los casos).

 

 

Depósito de agua caliente externo con y/o sin placas solares. La opción que ya tenía la casa que he comprado.

 

Ventajas de los depósitos de agua:

  • Los hay MUY asequibles.
  • Hay de capacidades gigantescas.
  • El mantenimiento es casi nulo, al menos no tan regular como el termo de gas.
  • Con placas solares, el consumo es casi nulo, menor que el depósito normal eléctrico, ya que las placas inyectan el agua caliente a más de 70 grados en el termo. A no ser que vivas en un lugar muyyyy frío, enfriar el agua del termo de 70 grados a menos de 40 echarías al menos un día y medio (comprobado).
  • La inversión inicial es algo más que el resto de opciones, pero calculando a largo plazo, sale muuuucho más rentable al final.

 

Desventajas de los depósitos de agua:

  • La inversión inicial, cuesta más que un termo de gas o un termo eléctrico de agua pequeño.
  • Necesitas un espacio exterior donde instalarlo y dejarlo fijo.
  • (Ahora viene una tontería mía) – Si no quieres que quede feo, deberás adquirir también una funda para cubrirlo o limpiarlo cada vez que lo veas muy sucio por fuera.

 

 

¿Cómo obtengo entonces el agua caliente en mi casa nueva?

 

Pues ha sido difícil tomar la decisión, pero al final he valorado los puntos más importantes y me he decidido.

 

El termo eléctrico de agua pequeño no era una opción para mi, lo descarté directamente porque soy una persona que ama la ducha, tomar duchas relajantes, largas y muy calientes (si no leyeras el resto del texto podrías imaginarte otra cosa, ¿eh gachón? Relajantes, largas y muy calientes…vaya vaya!).

 

Entramos en el teorema de Termo de Gas o Depósito de Agua Caliente Exterior.

 

Siempre tuve termo de gas en casa, desde que nací hasta los 25-26 años. Ya os comenté antes que me tuve que dar alguna ducha fría porque se hubiera acabado la bombona del gas (y os he dicho que amo las duchas muy calientes). El sitio más cercano a mi nueva casa, donde distribuyen bombonas de gas butano, es una gasolinera a 4 kilómetros…

 

Por otro lado, el depósito de agua caliente como el que ya tenía la casa, me sale a 500€ (usado), frente a los 160€ más o menos que cuesta un termo de gas. Ahora bien, tengo dos opciones, y para salir de la duda me planteé dos cosas:

 

  • Tengo unas placas solares que funcionan, que si no voy a usar nunca más, debería intentar vender, y sólo por cómo están estéticamente, dudo que pueda sacar mucho dinero por ellas, aunque funcionen.
Placas solares de agua caliente usadas

Las placas solares que había en mi casa neva.

  • El gasto a largo plazo total que me ocasionarían las dos opciones a 10 años (que es lo que estimo que suele durar en buen estado un termo de gas o el depósito de agua.

 

 

Gastos del termo de gas:

 

  • Termo de gas= 160€
  • Bombona de butano (precio actual)= 17€
  • Una bombona al mes de media por 12 meses= 204€
  • 204€ por 10 años= 2040€
  • 2040€ en 10 años, sin contar la revisión y cambios periódicos de piezas de seguridad.
  • TOTAL: 2040 de gastos más 160€ del termo= 2.200€

 

Gastos del depósito de agua caliente para exterior:

  • Depósito de agua completo (usado): 500€
  • Consumo de luz mensual (aprox.): 6€ (dicho por algún fabricante y fontanero
  • 6€ por 12 meses= 72€
  • 72€ por 10 años= 720€
  • TOTAL: 720€ más 500€ del depósito de agua= 1.220€

 

 

Bueno, como veréis, con casi 1000€ de diferencia a 10 años, imagínate si hablamos de toda la vida (SI, quiero vivir más de 10 años más y disfrutar de esa casa y ese depósito de agua caliente!)

 

Pues ya lo sabéis! Tengo un depósito de agua caliente instalado (miento, vienen la semana que viene a dejarlo puesto) en mi nueva casa, así aprovecho la instalación completa que ya está hecha, las placas solares que están ahí y además funcionan, y me ahorro dinero a largo plazo.

 

deposito de agua caliente nuevo para exterior

Mi nuevo depósito de agua caliente de exterior.

 

¿Tú tienes también un depósito de agua con placas solares en uso en tu vivienda habitual? Si no, ¿Qué te hizo decidirte por otra de las opciones?

 

Te espero en los comentarios!

Leave a Reply